Select your Top Menu from wp menus
FreeCurrencyRates.com

Debate Sobre Reelección en Paraguay Sacude la Calma del Resto del Cono Sur

Debate Sobre Reelección en Paraguay Sacude la Calma del Resto del Cono Sur

El proyecto que quiere presentar el oficialista Partido Colorado de Paraguay para que el presidente del país, Horacio Cartes, pueda ser reelegido en las elecciones de 2018 generó un crispado debate, ya superado en el resto del Cono Sur, donde las legislaciones permiten que un exmandatario pueda repetir.

En Paraguay la figura de la reelección presidencial está prohibida por Constitución, pero la clase política paraguaya se ha visto sumida en una polémica desde principios de año.

El gobernante Partido Colorado al que pertenece Cartes tiene la intención de presentar en el Congreso un proyecto para reformar la Constitución y posibilitar una candidatura del actual mandatario en 2018.

El ambiente de crispación política tiene su origen en la forma en la que el oficialismo pretende reformar la Constitución para habilitar un segundo mandato de Cartes.

La medida que apoya el Partico Colorado para habilitar la reelección es a través de una enmienda constitucional y un posterior referéndum.

Por contra, la mayor fuerza dentro de la oposición, el Partido Liberal, dice que para que la reelección pueda ser posible habría que hacer una modificación de la Carta Magna mediante una reforma constitucional y una posterior convocatoria a una convención constituyente.

Estas dos posturas parten de una interpretación distinta al artículo 290 de la Constitución paraguaya.

Dicho artículo establece que “no se utilizará el procedimiento indicado de la enmienda, sino de la reforma, para aquellas disposiciones que afecten el modo de elección, la composición, la duración de mandatos o las atribuciones de cualquiera de los poderes del Estado”.

Quienes apoyan la enmienda alegan que ese “modo de elección” que indica el artículo no inhabilita el tratamiento de la reelección por ese camino, al no hablar específicamente de un segundo mandato.

Por contra, quienes tachan de ilegal la enmienda para ese fin argumentan que el artículo establece de forma cristalina que es la reforma el único proceso que la ley permite para poder habilitar la reelección.

La Constitución paraguaya prevé un mandato presidencial de cinco años y establece que ni el presidente ni el vicepresidente “podrán ser reelectos en ningún caso”.

No obstante hay coincidencia en el país en que se debe de afrontar el tema de la reelección y revisar una Constitución que nació tras 35 años de dictadura y con el temor de que los dirigentes se perpetuaran en el poder.

En los otros países del Cono Sur, Argentina, Chile y Uruguay, las legislaciones son similares y en los tres casos prevén la posibilidad de reelegir a un mandatario.

Concretamente, en Argentina una persona puede ostentar la presidencia durante cuatro años y ser reelegido en una sola ocasión consecutiva, tras lo que puede volver a optar al cargo pero con el intervalo de un período.

La legislación chilena prevé que un expresidente pueda presentarse a la reelección siempre y cuando no sea en períodos sucesivos, como sucede con la actual mandataria, Michelle Bachelet, quien estuvo a cargo de la jefatura de estado entre marzo de 2006 y marzo de 2010.

En algunas ocasiones se ha planteado el debate acerca de si los presidentes salientes podrían presentarse para un nuevo mandato.

Algunos de los que apoyan esta posibilidad argumentan que cuatro años es un período muy corto para poder ejecutar una acción de gobierno que contenga medidas perdurables o poner en marcha planes que requieren del medio o largo plazo.

Desde el restablecimiento de la democracia en Chile, en 1990, sólo los gobernantes Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) y Ricardo Lagos (2000-2006) han ejercido la presidencia durante seis años. Cambios de la ley electoral han hecho que los demás (Patricio Aylwin, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera) sólo hayan disfrutado de un período de cuatro años.

Al igual que en Chile, la Constitución de Uruguay establece que para que un expresidente pueda ser reelegido tienen que pasar cinco años, es decir un período de gobierno entero.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *